Dos barras bravas aparecieron este domingo y otros 14 ciudadanos resultaron heridos en una riña tras el clásico entre Independiente de Medellín y Atlético Nacional.

«Infortunadamente dos ciudadanos perdieron la vida, los cuales fueron atacados por armas cortopunzantes y objetos contundentes»dijo el coronel de policía Henry Bello, en un video compartido a periodistas.

De acuerdo con la policía, los fallecidos tenían 25 y 34 años y eran hinchas del Independiente de Medellín, que el sábado cayó por 3-1 ante el Atlético Nacional.

La riña actuará en los alrededores del estadio Atanasio Girardot en
Medellín, durante las semanas en el centro de los enfrentamientos entre hinchas del Atlético Nacional y policías.

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, primero rechazó los actos de violencia y anunció una recompensa de 200 millones para quien brinde información sobre lo ocurrido. Luego, sorprendido con un fuerte mensaje.

«Quienes participó en la riña no son hinchas, son asesinos»
dijo.

(Además: Barras bravas y prensa cómplice… (Meluk le cuenta)).

‘No quedará ninguno libre’

Daniel Quintero Calle, candidato independiente a la alcladía de Medellín

«No quedará ninguno gratis. Quienes participaron en la riña no son hinchas, son asesinos. Non el estadio sino la cárcel lo que les espera. Tenemos suficiente material probatorio, videos y testimonios. La fiscalía tiene delegado un impuesto especializado. Se suman 15 agentes de la policía judicial y una recompensa de hasta 200 millones por información», manifiesta Quintero en su cuenta de Twitter.

El jueves altos directos del fútbol y autoridades de gobierno se analizaron para analizar sanciones más severas contra quienes alienten la violencia en los estadios.

La ley colombiana solo sanciona con multas económicas y prohíbe la intrusión a los estadios por hasta cuatro años a quienes se involucran en incidentes en eventos deportivos.

Pese a los castigos, el 18 de abril, in Manizales, los hinchas del Once Caldas provocaron incidentes en protesta por los malos resultados del equipo. Y el 27 de febrero, a supuesto hincha del Deportes Tolima saltó a la cancha del estadio Ibagué, y golpeó por la espalda a jugador de Millonarios.

Ante los incidentes, Dimayor, enter rector del fútbol colombiano, solicitó restalar vallas metálicas en las tribunas de los estadios, pero la medida fue descartada.

Las mallas fueron retiradas en 2011 de todos los estadios de Colombia de cara al Mundial Sub-20, por un requerimiento de la FIFA que recomendaba no obstruir la circulación de las hinchas en caso de emergencia.

Mas noticias

DEPORTADO
*Con AFP



Ver más noticias sobre Honduras