TEGUCIGALPA, HONDURAS.- Él Canciller Eduardo Enrique Reina ha reaccionado después de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenará al Estado de Honduras por el despido tres arbitrarios magistrados y un magistrado de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en 2012.

Los hechos ocurrieron el 12 de diciembre del año en cuestión cuando el Congreso Nacional destituyeron a Rosalinda Cruz, José Antonio Gutiérrez, Gustavo Bustillo y José Francisco Ruiz del cargo de magistrados de la Sala Constitucional de la CSJ; durante la gestión de Juan Orlando Hernández como presidente del Congreso.

Piden deducir responsabilidad de actores del golpe de Estado a la Sala Constitucional de 2012

Al respecto, la canciller Reina dijo que hay que “seguir trabajando para recuperar la dignidad del país” y transfirió la culpa a los partido Nacional.

“El Estado de Honduras es condenado nuevamente en una Corte Internacional por acciones de los 13 terribles años del régimen del Partido Nacional y el golpe de Estado. “Condenados a pagar reparaciones a las víctimas”.

El plenipotenciario agregó que “estos actos son vergonzosos, en ese momento muchos fueron cómplices silenciosos. Esto abrió el camino para la reelección de JOH, que se aprueben las ZEDES y cuantas violaciones constitucionales más”.

La CIDH determinó que hubo una “violación a las garantías judiciales, al principio de legalidad y a los derechos políticos”.

Corte IDH condena a Honduras por golpe de Estado contra la Sala Constitucional en 2012

A su vez, la Corte decidió por unanimidad que Honduras debe reparar los daños con medidas establecidas a nivel internacional.

“El Estado pagará las cantidades establecidas por concepto de indemnización alternativa, de daño material y por el reembolso de costas y gastos”, se leyó en la sentencia.

Dentro del Partido Nacional aún no se pronuncian sobre el tema desde que tuvieron la conducción del Congreso Nacional en 2012.

Aquí la resolución de la CIDH: