Ser propietario de una vivienda es el anhelo de millones de personas porque significa estabilidad y riqueza a largo plazo y los latinos de los Estados Unidos están poniendo de su parte para lograrlo, como demuestra el aumento constante de la cifra de propietarios inmobiliarios de ese origen.

Si el ritmo de aumento se mantiene al menos medio año, en 2025 la tasa de propiedad de vivienda entre los latinos habrá llegado al 50%según pronosticó el Informe del Estado de la Propiedad de Vivienda Hispana de 2021 de la Asociación Nacional de Profesionales de Bienes Raíces Hispanos.

(Lea: En qué consiste el acuerdo entre gobiernos latinos contra la inflación).

De acuerdo con el Análisis de Riqueza, Propiedad de activos y Deuda de los hogares de 2020 de la Oficina del Censo de EE.UU., la propiedad de vivienda representa el 67% de riqueza hispana.

«Para muchas familias hispano-latinas, la estabilidad financiera significa traspasar los activos a sus hijos, para brindar una sensación de seguridad para que la próxima generación pueda alcanzar sus objetivos«, dice Joe Velázquez, vicepresidente senior, gerente de producción de Bank of America.

Dicha entidad ofrece programas hipotecarios asequibles, subvenciones y hasta cursos en línea en inglés y español para ayudar a personas de recursos bajos y medios a dar el «salto» para tener casa propia. «El valor que la comunidad hispana-latina otorga a la propiedad de vivienda es muy alentador, ya que continúa siendo una fuente principal de creación de riqueza y la base para la movilidad ascendente», agrega Velázquez.

Viva.

Beneficiarios no financiadores individuales

Que el hecho de ser propietario de una vivienda juega un papel clave en el bienestar personal y financiero es algo que piensa la mayoría de los estadounidenses sin importar su raza ni grupo étnico, según han mostrado diversas encuestas e informe.

Se consideró que los pagos hipotecarios fijos mensuales proteger el incremento de los valores del alquiler y permitirte odiar un ritmo constante, pero, además, la revalorización de la propiedad inmobiliaria con el tiempo de incrementar el capital de la familia, que podrá apoyar así a la próxima generación.

(Vea: Déficit comercial de Estados Unidos sufrió 2,7% en febrero).

Los informa hablan también de beneficios no financieros, como un aumento en la participación ciudadana, el logro de niveles más altos de educación, una mejor salud y de la satisfacción con la vida y también una mayor autoestima y sentido de control.

The property of vivienda ha alentado dure mucho tiempo a los residentes a conectarse con los vecinos, construir una comunidad y échar raíces a largo plazo, dice un informe del Bank of America sobre el perfil de los compradores de casas en EE.UU.

Ayuda para el ‘salto mortal’

Uno de los mayores desafíos para quienes tienen el sueño de la casa propia son los costos iniciales, algo a lo que apunta el Community Homeownership Commitment of Bank of America, que cuenta con un fondo de 15.000 millones de dólares y está dirigido a ayudar a los compradores de vivienda de bajos ingresos y moderados a superar ese obstáculo.

Incluye hasta 17.500 dólares en subsidios combinados para el pago inicial y los costos de cierre. Programa de subvenciones para el hogar de Estados Unidos ofrece un crédito de hasta 7.500 dólares que los compradores elegibles no pueden pagar costos recurrentes, como seguro de título y tarifas de registro, o para reducir permanentemente el monto de los intereses.

(Vea: Los países de América Latina donde es legal el porte y uso de armas).

Los fondos no requieren reembolso y se pueden combinar con fondos del programa de subvenciones de pago inicial. Bank of America también cuenta con programas educativos comprobados a través de la Web BetterMoneyHabits.com, que ofrece videos gratuitos sobre cómo administrar las finanzas y cómo prepararse para comprar una vivienda.

EFE

Ver más noticias sobre Honduras

Por admin